Dios Obra a Través de Invitaciones Personales

November 2, 2021 - 10:54am
Diana   Espanol
La Sagrada Historia de Diana Salguero

in English

Diana Salguero probablemente no tuviera del todo una relación cercana con Jesús si no fuera por los familiares que la invitaron a asistir a retiros, ¡a veces un poco forzada! – Fue en estos retiros en donde Diana se encontró con El de una manera profunda.

Su camino la llevó a ser voluntaria en St.Michael's y luego a ocupar un puesto como Administradora de Formación de Fe. Ella atribuye todo esto a las personas en su vida que se arriesgaron a compartir su propia fe. Aquí está su historia sagrada:

 

¿Vienes de una familia muy devota?

¡No, no fue así! Yo diría que nuestra familia era la típica familia latina católica "culturalmente". Ya sabes, es tradición ir a la iglesia en Navidad y Pascua, y tienes que cumplir con esos marcadores:  el Bautismo, la Primera Comunión, la Confirmación y demás.  Incluso recuerdo una Navidad en la cual nos salimos temprano de la iglesia, antes de terminar la misa, porque teníamos una gran fiesta a la que asistir, escuchamos nada más la mitad de la misa. De manera que todo era superficial sin ninguna espiritualidad genuina. Pero cuando tuve 17 años, todo cambió.

 

Vaya, ¿qué cambió?

Estaba en clases de preparación para la Confirmación y asistí al retiro. En ese entonces no tomábamos en serio la religión, pero mis padres me obligaron a ir; no había otra opción, era obligatorio.  Yo no me opuse porque lo vi como una gran fiesta de pijamas, era todo diversión y juegos y pasar el rato bromeando con amigos.  Una noche hubo Adoración del Santísimo Sacramento, venerando y alabando al Señor y de repente sentí que algo, alguien, se filtraba a través de toda la experiencia social superficial. No sé cómo describirlo con palabras, pero me sentí retenida allí mismo, en ese momento puro, como si el tiempo se hubiera detenido; y no fue que pasara mucho tiempo, pero se sintió como una eternidad. Recuerdo que las lágrimas rodaban por mis mejillas, y aunque el momento no duró mucho, fue una insinuación curiosa, como si el Señor me estuviera diciendo: "Mira esto. ¡Ven a descubrir más!"

 

¡Suena como una experiencia fantástica!

Sí, definitivamente, pero no fue suficiente. Quiero decir, no fue como si eso hubiera sido todo lo que necesitaba para tener instantáneamente una relación fuerte con Jesús. Yo volví a reanudar un poco mi vida de adolescente.

 

¿Qué hizo falta para que tomaras en serio la fe?

Lo curioso es que mi madrina invitó a mis padres, que no eran nada espirituales, a un retiro católico en español llamado "Hijos de Maria Santísima" (Hijos de Santa María). Ella les dijo: “Ustedes deberían ir a este retiro. ¡Te va a impactar, te cambiará a ti y a tu familia! " ¡Mis padres no querían ir en absoluto! Le respondieron: "Sí, no. Gracias, pero no". Sin embargo, mi madrina puede ser bastante persistente y seguía enfatizando que al menos deberían intentarlo. Fue un retiro de tres días. Por fin ellos accedieron probablemente fueron solamente por la buena comida y para que mi madrina los dejara en paz.

 

¿Cómo fue eso?

Recuerdo que mi hermano y yo nos quedamos en casa de mi tía mientras ellos estaban fuera; cuando regresaron eran personas completamente diferentes. Fuimos directamente a casa para rezar el rosario en familia y me quedé muy sorprendida. Ni siquiera sabía rezar el rosario porque no era algo que hubiéramos hecho antes, ni individualmente ni como familia. Ese retiro los cambió tanto que fue como si los despertaran después de tanto tiempo dormidos. Tampoco fue algo temporal porque hasta el día de hoy continúan creciendo en su fe.

 

¿Cómo fue eso para ti?

Honestamente, me fastidió bastante y no me gustó el cambio.  Ellos habían cambiado mucho; ahora, de repente, íbamos a misa todos los domingos (¡Y, a la misa entera!) y rezamos juntos. Insistiron para que fuera al siguiente retiro porque querían compartir lo que ellos tenían, pero yo me rebelé hasta el punto que les dije con enojo: "No voy a ir a ese retiro. ¡Me voy a convertir en atea!" Ahora, al mirar hacia atrás veo lo tonta que fui, pero así eran las cosas en ese entonces.

 

¿Pero de todos modos fuiste al retiro?

Si. Mis padres dijeron: "Está bien, es cosa tuya". Pero luego, poco a poco, día tras día, empecé a sentir que debería intentarlo y fui.  ¡Todo lo que mis padres me habían dicho resultó cierto! Fue como si ese leve indicio de mi retiro de Confirmación regresara a mi corazón; como si las compuertas se abrieran y Jesús me consumiera.

 

Vaya, entonces la invitación fue tan importante, ¿no?

 ¡SÍ! Dios usa a las personas para atraer a más personas hacia Él. Recibí una especie de empujón "directo" en el retiro de Confirmación, pero se requirió que mi madrina se saliera fuera de su ambiente normal para invitar a mis padres al otro retiro; luego, mis padres tuvieron que compartir su experiencia conmigo antes de que yo me sintiera obligada ir. Todos necesitamos ese pequeño empujón porque la mayoría de nosotros a veces somos muy tercos; no actuamos después de una pequeña experiencia y seguimos adelante, se necesita que otras personas nos empujen un poco.

 

A veces es difícil compartir la fe.

¡Oh, totalmente! Es un poco extraño, y no creo que muchos de nosotros nos sintamos cómodos hablando de nuestra fe o invitando a otras personas a las cosas de la iglesia. Pero creo que cuando al fin de cuentas lo hacemos, el Espíritu Santo puede hacer el trabajo. Nunca deberíamos sentirnos avergonzados de compartir nuestras historias personales. Puede impactar otras vidas como lo hizo con las nuestras. Sí, una persona. ¡Eso es todo lo que se necesitó para cambiar a toda nuestra familia!

 

¿Ahora eres la persona más joven del personal de St Michael's?

Sí, tengo 21 años. Dios trabaja tan perfectamente que es difícil de entender. Yo fui voluntaria en la clase de Primera Comunión de mi hermano y luego fui catequista, y me encantó. Realmente admiré la dedicación del equipo de catequistas; trabajaron muy duro, pero marcaron una gran diferencia en la vida de las familias y los niños. He tenido otros trabajos, como de camarera y otras cosas, pero sentí que no era mi vocación. Cuando se abrió la oportunidad de postularse para ser la Administradora de Formación de Fe, recuerdo que Glenda, el DRE, lo mencionó por lo menos unas tres veces. La primera vez dije, "No, eso no puede ser para mí". Luego, la segunda vez, fue "Quizás". Luego, la tercera vez, ¡sentí que Dios estaba hablando con mucha insistencia! Solicité el trabajo y fui seleccionada.

 

¡Estamos felices de que lo hayas hecho! ¿Tienes algo más que añadir?

Bueno, si alguien te invita a profundizar tu fe de alguna manera; por ejemplo, pedirte que asistas a un evento o que vengas a misa o te unas a un grupo, no digas "no" de inmediato; piénsalo y acepta el hecho de que tal vez Dios esté tratando de alcanzarte a través de ellos.

Por otro lado, nunca te avergüences de compartir tu historia personal de fe con alguien. Compartir no significa que estés presionando a nadie; tu sabrás cuándo es el momento y el lugar adecuado. Nunca se sabe cómo tu fe motivará e influenciará a otros para que comiencen su propio camino hacia Jesús.

 

¡Gracias por ser una hermosa inspiración!

De nada. ¡Espero conocer a más feligreses y familias en St Michael's!

 

Categories: 

Recent Posts

Hearts of Love and Humility

Gospel Reflection for 11-28-2021
November 25, 2021

Lk 21:25-28, 34-36

Staying awake can often be a challenge, especially when we are exhausted.

Life’s demands have a way...Read more

Join the Music Ministry this Holiday Season

Make a Joyful Noise
November 24, 2021

Join the St Michael Music Ministry!

All those interested, please contact JaNet Handcock, Directory of Liturgy and Music

925‐292‐5071 or JaNetHancock@StMichaelLivermore.com...Read more

Hearts of Love and Humility

Gospel Reflection for 11-28-2021
November 24, 2021

Staying awake can often be a challenge, especially when we are exhausted.

Life’s demands have a way of zapping every last bit...Read more

  •  
  • 1 of 337