Nuestra Señora llamó a la puerta de José

May 25, 2021 - 10:09am
Jose Angeles   Blog Spanish
Historia de la reconversión de José Ángeles

in English

José se crió como católico, pero al llegar a la escuela secundaria y la universidad su vida se volvió muy ajetreada, y él se fue alejando de la Iglesia.

Sin embargo, Jesús le envió a su madre directamente a su puerta; así como lo oyen, literalmente. Ahora José arde de entusiasmo por Jesús y ya está listo para recibir el Sacramento de la Confirmación. Aquí está su historia sagrada:

 

José, muchas gracias por compartir su historia de fe con nosotros, empecemos desde el principio. ¿Fue siempre católico?

Si, yo crecí en una familia católica en México donde la mayoría de la población es católica; creemos en Dios y tenemos devoción a la Virgen María y a los santos. Por supuesto, fui bautizado allá y allá comencé mi preparación para la Primera Comunión. Luego emigramos a Estados Unidos, y nos establecimos en la ciudad de Pleasanton; allí terminé mi preparación y recibí la Primera Comunión en la parroquia de San Agustín, cuando tenía como unos diez años.

 

Así están las cosas, en ese momento usted era un niño católico de 10 años en Pleasanton, ¿Y qué pasó después?

[risas]… ¡Oh, hombre, es que hay mucho que contar! Pero realmente no puedo describirlo todo con palabras, ¿sabes? ¡Cómo quisiera que la gente pudiera meterse en mi cabeza y sentir lo que estoy sintiendo! Pero lo intentaré.

Cuando estuve en la escuela secundaria y en la universidad yo iba poco a la iglesia; no iba mucho porque ya me había alejado de Dios. Hubo ocasiones cuando me reuní con el P. Rafael, en la parroquia de St. Michael's, para hablar sobre mi rumbo en la vida y él me ayudó. Sin embargo, aún estaba en la universidad y mi vida era muy ajetreada; la rutina tomó el control y fue fácil olvidar a quien realmente me dio la vida: Dios.

 

¿Qué empezó a cambiar para usted?

Bueno, sucedieron algunas cosas interesantes.  Realmente yo estaba pasando por momentos difíciles, pero al mismo tiempo sentí que Dios me decía: “¡Oye, ven a mí! ¡Te voy a ayudar! "

Un día, estando en casa, escuché un toque en mi puerta. No esperaba a nadie y no había ordenado nada en Amazon [….risas], así que no sabía quién podía ser. Al abrir la puerta me encontré con un grupo de personas de la parroquia de St. Michael's quienes me preguntaron si quería rezar el Rosario con ellos en mi casa. Traían una estatua de la Virgen de Guadalupe que querían dejarla en mi casa para que pudiera rezar el rosario todos los días y dijeron que volverían a recogerla.

Yo me quedé pensando, "¡Guau!"

¡Esta es la Madre María que me lleva de regreso a Jesús! Sabes, el Señor vino a buscarme y en ese momento se me vino a la mente la historia bíblica en la que se pregunta: “Si El Señor toca a tu puerta, ¿lo dejarás entrar o no?”  Entonces, sin dudarlo un momento, abrí la puerta y rezamos el rosario juntos. Y fue asombroso; realmente increíble.

 

¿Recibió otra señal?

¡Si! A poco tiempo después de que sucediera eso yo iba conduciendo hacia el trabajo y escuchaba música en una estación de Pandora, que no era una estación de música religiosa, ¿sabes? Y de repente suena una canción que a menudo se canta en la Misa durante la Comunión.  Y allí me tienes, en medio del tránsito, camino al trabajo y de repente sale esta canción sobre Dios… [risas]. Me puse a pensar, "¡Dios mío, realmente me buscas justo donde puedo escucharte!"

 

¡Muy cierto! ¿Y, el Señor siguió buscándole?

¡Oh si! Lo que recuerdo después es que cuando estaba en el trabajo miré el automóvil de un cliente y a través del vidrio vi una tarjeta con la imagen de Dios y unas palabras que decían: "El poder de Dios es más grande que tus problemas". Me quedé allí, mirándolas, y realicé algo:  Aquí estoy, estresándome por cosas REALMENTE pequeñas cuando Dios es algo mucho más grande y él anda buscándome.

 

¡Me encanta eso! ¿Fue entonces cuando se dio cuenta de que no había recibido el Sacramento de la Confirmación?

Correcto, fue el año pasado, en el 2020, y fue alrededor de septiembre. Estaba navegando por el sitio web de St. Michael porque sentía que quería saber cuáles eran los requisitos para recibir la Confirmación como adulto. Después de encontrar la página tuve dudas de enviar un correo electrónico a la parroquia, pero al final de cuentas me decidí y lo envié.   El P. John me respondió al día siguiente, me dijo que quería charlar conmigo para ver por dónde estaba yo en mi camino espiritual. Nos reunimos y todo salió muy bien, y muy pronto comencé las reuniones de grupo virtuales de RICA para prepararme para recibir la Confirmación.  Realmente yo quería saber más y más, ¡sabes? Como queriendo empaparme de todo.

 

¿Suena como si realmente su crecimiento fue muy grande mientras estuvo en RICA?

Absolutamente. Mira, la mitad de mi familia es católica, pero la otra mitad no lo es tanto.  De modo que lo que aprendí en mi niñez era quizás a un nivel infantil, o tal vez ya lo había olvidado.  Por ejemplo, realmente no sabía ni entendía todos los sucesos que conduce a la Pascua, como el Jueves Santo y el Viernes Santo. Descubrí muchos otros detalles sobre la Iglesia que realmente me ayudaron a tener una idea general.  El programa me dio las piezas que faltaban del rompecabezas y cada vez que descubría una pieza nueva me asombraba muchísimo.  Me la pasaba diciendo todo el tiempo “¡Guau! ¡Guau! “ …[risas]

 

Es interesante que usted regresó a la Iglesia durante la pandemia, cuando quizás las cosas eran más difíciles de lo normal.

Sabes que sí; ahora que lo pienso bien, creo que la pandemia fue un gran empujón para mí.  Antes se me hacía más fácil dejarme llevar por la vida cotidiana y olvidarme de quién me creó y cuál debería ser mi propósito en la vida. En este último año, durante la pandemia, tuve el tiempo para reducir la velocidad de la rutina y prestar atención; me dio ese impulso para volver a la iglesia y buscar a Dios; me hizo pensar que a pesar de lo que esté pasando en el mundo siempre necesitamos a Dios. Él está siempre ahí, como un amigo. En muchos sentidos, creo que quizás Dios se valió de la pandemia para recuperarme.

 

¿Qué es lo que más esperas al recibir la Confirmación?

¡Estoy super entusiasmado! Finalmente voy a ser sellado con el Espíritu Santo y pienso que el Espíritu Santo me ayudará a ser una mejor persona, me dará el apoyo que necesito para ser un mejor discípulo.

También estoy emocionado de tener a San Pedro como mi santo patrón y mi nombre de Confirmación. Siento que Dios me ayudará a ser más como San Pedro al llevar su nombre.  Me impresionó cómo San Pedro dejó de ser un pescador y dejó todo para seguir a Jesús. Incluso, después de negar a Jesús tres veces, San Pedro regresó a pedir perdón y Jesús nunca lo abandonó. San Pedro me recuerda que Dios siempre está conmigo.

 

¿Se ve usted involucrándose más en el ministerio de St. Michaels?

¡Sí! Estoy orando al respecto y sigo hablando con el P. John, pero realmente me gustaría ser un lector, leyendo las Escrituras en la Misa.

También me gustaría ayudar a otras personas a desarrollar su fe, especialmente en el programa RICA. Quizás podría ayudar con el programa RICA en español. Los programas que tenemos, y los materiales disponibles, como videos y guías para los participantes, son muy buenos y están disponibles en inglés y en español. Creo que realmente me gustaría ayudar a que el mensaje llegue a personas que tal vez sean como yo. Hay muchas personas que dudan de volver a la iglesia, pero si yo pudiera transmitirles un mensaje, mostrándoles la diferencia que Dios ha hecho en mi vida, quizás yo pueda ser un ejemplo y guía para ellos.

 

Si hubiera alguien que esté alejado de la Iglesia y estuviera leyendo su historia, ¿qué le diría?

Si te sientes alejado de Dios y no has ido a misa por un buen tiempo, no es necesario dar un gran paso inmediatamente; puedes empezar con algo pequeño, quizás solamente con una simple oración, algo así como "Jesús, ayúdame". Porque Él está escuchando y puede que no veas sus obras inmediatamente, pero nadie sabe qué puede pasar. Quizás al día siguiente alguien te llame para ir a la iglesia… [risas] Quizás alguien venga y toque tu puerta para rezar el Rosario, como lo hicieron conmigo.

Si no has recibido tus sacramentos - Confirmación y Primera Comunión - definitivamente necesitas hacerlo. Les invito a tomar esa decisión, porque es a través de los sacramentos que sientes su presencia y recibes una gran ayuda del Señor.

¿Sabes?  Yo no había recibido la Eucaristía durante mucho tiempo, por eso fui primero fui a la Confesión y luego a la Misa. Recuerdo que volví a mi silla y me quedé allí sentado como por 2 minutos, con los ojos cerrados. Sentí mucha paz. Y luego sentí un gran reflejo a mi lado, como si tal vez alguien estuviera cerca de mí, usando joyas de metal que reflejaran el sol o algo así, pero no allí no había nadie. Simplemente sentí esa presencia cálida y reconfortante. Yo también quiero eso para ti.

 

¡Estamos todos muy contentos por tu Confirmación! Muchas gracias por compartir tu historia.

¡Yo también! ¡Gracias por la oportunidad!

 

Si es un adulto que ha estado fuera de la Iglesia y está listo para volver a casa, envíe un correo electrónico a RCIA@StMichaelLivermore.com

 

Categories: 

Recent Posts

Kathy Retires & Erleene Begins

Parish Bookkeeper Update
June 17, 2021

Please join me in congratulating Kathy on her retirement and welcoming Erleene to her new role as our parish bookkeeper.

...Read more

When Arguments Lead You Deeper into Faith

Simeon Richardson's Sacred Story
June 17, 2021

en español

Simeon Richardson isn’t afraid of a religious argument.

In fact, he’s been defending the faith with his non-Catholic...Read more

Job Opening

Pastoral Associate – Faith Formation & Evangelization
June 15, 2021

Pastoral Associate – Faith Formation & Evangelization

OVERVIEW:

St. Michael Parish is seeking a full-time Pastoral Associate for Faith...Read more

  •  
  • 1 of 320