Llevando a Jesús a Los Cielos

March 22, 2022 - 1:14pm
Stacey   Spanish
La historia sagrada de Stacey Piper Kupski

in English

Stacey Piper Kupski ha estado usando el broche de la Custodia en su uniforme de azafata durante dieciséis años; para ella es como un recordatorio resplandeciente de la paz de Jesús, protegiendo nuestra fragilidad humana.

A lo largo de los años ha experimentado momentos de gracia al llevar a Jesús a los cielos. Aquí está su historia sagrada:

 

Háblenos de este broche.

La Custodia es el marco dorado que sostiene la Hostia consagrada para que la gente adore la presencia de Jesús; mi broche es una pequeña representación de una Custodia, y la imagen de la hostia tiene JHS, el monograma tradicional de Jesús. Mi esposo, John, me lo compró cuando me convertí en Ministra Extraordinaria de la Sagrada Comunión. Lo iba a usar en misa, pero luego pensé, ¿Qué tal si lo pongo en mi uniforme de trabajo?

 

¿Se sintió extraña al principio?

Para nada. Yo uso el broche porque lo encuentro reconfortante y es un hermoso signo de mi fe; por supuesto, me encantaría que también sirviera para divulgar la Palabra. Yo lo llevo puesto con humildad, como recordatorio de la presencia de Dios tanto en los días buenos como en los malos. Últimamente, todos hemos pasado por muchas pruebas con esto de la pandemia, los disturbios civiles, la locura económica; y ahora, más que nunca, estamos más conscientes de nuestra fragilidad humana; creo que por eso toco el broche varias veces al día, porque me recuerda que Dios es el que está a cargo.

 

¿Alguna vez ha tenido una respuesta negativa de alguien?

Nunca; ni una sola vez. Lo llevo en silencio, con humildad y, de hecho, hasta me sorprende la cantidad de personas que lo reconocen. A veces alguien lo mira, y luego lo vuelve a mirar haciendo una pausa. A veces me hacen comentarios como: “Déjame ver, ese broche me resulta familiar; fui monaguillo hace mucho tiempo”. O, “Eso es algo realmente especial, ¿no?" De vez en cuando los pasajeros lo notan, y hacemos un contacto visual de complicidad. Creo que esos son momentos de gracia, ellos también se sienten reconfortados; es una pequeña conexión muy agradable... ¡y luego les llevo algo extra de merienda!

 

¿Como fue su experiencia sirviendo como Ministra Extraordinaria de la Sagrada Comunión?

Por cuestiones de trabajo, hace tiempo ya que no puedo servir en este ministerio, pero recuerdo claramente haberme sentido humildemente muy honrada. Recuerdo estar allí, de pie, con el Cuerpo de Cristo en mis manos, lo cual, de por sí, es muy impresionante; y luego, mirar a los ojos de las personas que lo van a recibir e imaginar lo que nuestro Señor estaría pensando en ese preciso momento, también mirándolos a los ojos. A veces me invadía un sentimiento de gracia extraordinario. Si bien mi broche de la Custodia obviamente no lleva una Hostia consagrada, me recuerda los sentimientos de esos momentos.

 

¿Siempre fue tan sólida en su fe?

Siempre he sido cristiana, pero me inicié completamente en el catolicismo en abril de 2001. Al discutir nuestros planes de matrimonio con John, quedó claro que nuestra vida espiritual era extremadamente importante para ambos; había llegado el momento adecuado para convertirme en católica y fue una gran bendición que mis padres también fueron iniciados en la Iglesia al mismo tiempo. Mirando hacia atrás, creo que la gracia que recibí entonces es lo que me ayudó a superar muchos retos; el 11 de septiembre fue solo cinco meses después.

 

¿Estabas en el aire el 11 de septiembre?

Salí de Manhattan, Nueva York, el 11 de septiembre, muy temprano en la mañana. Yo viajaba como "cabeza muerta (deadhead)", lo que significa, en términos de aviación, que era un pasajero/empleado regresando a mi base en Los Ángeles. A unos 45 minutos de vuelo fue cuando cayó la primera torre.  Por la forma que estaba actuando la tripulación me di cuenta que algo pasaba, aunque no sabía que era. Nos vimos obligados a aterrizar en Indianápolis y nos tuvimos que quedar allí 3 días porque todo el tráfico aéreo estaba en tierra. ¡Fue aterrador, fue horrible!

 

Tiene mucho sentido llevar la Paz de Cristo a los cielos, tomando en cuenta esa experiencia.

Así es.  Yo empecé a usar el broche varios años después del 11 de septiembre, especialmente a medida que mi fe crecía. Con todo lo que hemos atravesado como sociedad, y sin mencionar siquiera nuestros propios desafíos personales, es bueno tener una roca de apoyo; me sirve para reforzar mi fe y amor por Dios y me devuelve al momento presente.

 

¿Rezas en los vuelos?

Tengo una oración especial para los despegues: “Confío en ti Jesús. Te adoro, Jesús. Te seguiré siempre. Por favor, bendice nuestro avión y guárdanos de cualquier peligro”. Es una oración pequeña y simple, pero se ha convertido en mi hábito. Ah, y las turbulencias no me gustan del todo, así que cuando el vuelo se ponga un poco áspero, rezaré la oración de San Miguel. Es un santo increíble, ¡y qué mejor que volar con un ángel!

 

¡Apuesto a que no es la única que reza!

He visto pilotos con calcomanías en sus maletas de vuelo que dicen: "Dios es mi piloto". ¡Me encanta eso! Me hace recordar que yo solo soy el copiloto de mi vida, es Dios quien realmente está a cargo.

Cuando cambiamos de tripulación, es costumbre presentarnos a los pilotos; varios de ellos han notado mi broche al entrar a la cabina y preguntan: "Oye, ¿no es eso una Custodia?" Me hace sonreír.

Y te sorprendería ver cuántos pasajeros rezan en los vuelos; es muy alentador ver a los pasajeros rezando el rosario en sus asientos; yo solo les doy una señal de aprobación. Son estos pequeños momentos sagrados los que son un regalo para mí, ¿sabes?

 

¡Cientos de personas ven su broche de la Custodia diariamente!

¡Si, por lo menos! Los aviones tienen capacidad para cientos de personas y, a menudo, tengo varios vuelos al día; aparte de todas las personas que veo en las terminales, en la furgoneta del hotel y todo lo demás; veo mucha gente a diario.  Y en todo momento trato de tener al Señor presente en mi vida y espero que esas oraciones alcancen a quienes me cruzo en el camino.  Por supuesto, le doy todo el crédito a Jesús; pero me gusta pensar que es porque Jesús es una parte tan importante de mi vida,  ¡El simplemente se desborda!

 

Usted hace que la evangelización silenciosa suene tan fácil.

¡Bueno, lo es! Creo que lo importante es que, si vas a usar una joya religiosa, que venga de un lugar auténtico. Si esta joya te ayuda a recordar a Jesús y tu relación con Él, te traerá paz, no es un amuleto mágico, sino un recordatorio. Y esa paz no puede quedarse solo en ti. ¡Irradia como un perfume!

 

Stacey, gracias por compartir tu historia. ¡Tal vez tu historia sea el inicio de una costumbre de usar el broche de la Custodia!

De nada. ¡Y no sería tan increíble!

 

 

DONDE CONSEGUIR TU BROCHE DE LA CUSTODIA

 

Si desea un broche de la Custodia como el de Stacey, consulte los que se ofrecen en cualquiera de estas tiendas religiosas en línea:

Prospect Hill Co: www.ProspectHillCo.com

Tienda de ETWN: www.EwtnReligiousCatalogue.com

Compañía católica: www.CatholicCompany.com

También puedes buscarlo en Libros y Artículos Religiosos de Holy Angels en Antioch (925) 778-2855

Categories: 

Recent Posts

Receive the Power of God's Mercy

Gospel Reflection
March 31, 2022

April 3, 2022: 5th Sunday of Lent

Readings

We love to make examples out of those who have erred and...Read more

Bringing Jesus to the Skies

Stacey Piper Kupski’s Sacred Story
March 22, 2022

en español

Stacey Piper Kupski has been wearing a Monstrance pin on her flight attendant’s uniform for sixteen years.

She...Read more

Jane is Returning to the Faith Through Her Grandson

Jane Polson’s Sacred Story
March 16, 2022

en español

When Jane Polson’s daughter-in-law died in her thirties from cancer, she moved back to Livermore to be...Read more