Las Coincidencias No Existen

January 11, 2022 - 10:19am
Vivien Spanish
Historia Sagrada de Vivien Sheng

in English

Vivien Sheng aprendió desde hace tiempo que no existen las coincidencias.

Al contrario, ella descubrió que el Señor nos habla a través de ciertos pequeños momentos aparentemente casuales. Fue a través de estos encuentros que ella se aferró a una tabla de salvación que la sacó del profundo sentimiento de desesperación en que se encontraba y la hizo sentirse asombrada del inmenso amor de Dios. Aquí está su historia sagrada:

 

¿Por dónde empezó su historia?

Nací en Shanghai, China. Mis padres nos mudaron a Hong Kong cuando los comunistas tomaron el poder en 1950. Mis padres no eran cristianos, pero a mi hermana y a mí nos enviaron a una escuela católica porque era la mejor educación disponible en ese tiempo. St. Rose of Lima y Mary Knoll fueron mis escuelas allá, y me bauticé en la secundaria; estaré eternamente agradecida por los cimientos y conocimientos impartidos por las monjas católicas.

Luego llegué a los Estados Unidos en la década de los 60s y me alejé de la iglesia. Ya sabes cómo era Estados Unidos en los años sesenta cuando yo tenía veintitantos años; dejé de ir a misa y de rezar el rosario; y simplemente, me alejé de la fe. Pero luego me casé y tuvimos una hija; fue entonces cuando decidimos que deberíamos volver a la iglesia. Así lo hicimos; sin embargo, esa época fue como si viviéramos en dos mundos diferentes: por un lado íbamos a misa, pero por otro seguíamos con nuestras vidas sin tener a Dios en el centro.

 

¿Cuál fue el momento decisivo?

Ese momento sucedió cuando ya tenia cuarenta y tantos años; cuando recibí la gracia de Dios en un momento muy oscuro y doloroso de mi vida cuando estaba en medio de una amarga disputa familiar que fue tan abrumadora que incluso llegó a amenazar mi matrimonio. Me encontré incapaz de perdonar, y el decir “perdónanos nuestras ofensas como nosotros perdonamos a los que nos ofenden” se me hacía difícil el rezar el Padre Nuestro. Cuando estaba en ese estado de desesperación, sintiendo que no tenía ni esperanza ni alivio, fue cuando Dios envió a un extraño a mi vida.

 

 ¿Un extraño? ¿Qué pasó?

Bueno, un día asistí a una misa vespertina para el Día de los Difuntos donde una pareja habló sobre los poderes curativos del Rosario; escuché con interés, ya que llevaba varios años sin rezar el rosario. Más tarde, en el vestíbulo, le pregunté al sacerdote en dónde podía conseguir un rosario y el me sugirió que regresara al día siguiente, cuando abriera la librería. En ese momento, la esposa del matrimonio que dio la charla se me acercó y me dio un hermoso Rosario de cristal azul; me dijo que era de un santuario mariano en Europa y que ya había sido bendecido. Al principio, protesté y dije: "No, este es un regalo demasiado valioso; no puedo aceptarlo". Pero ella insistió, así que lo acepté, me fui a casa y lo guardé en un cajón y allí se quedó por unos seis meses más, hasta cuando por fin empecé a rezar el Rosario.

 

¿Qué le motivó a empezar a rezar el rosario 6 meses después?

Bueno, mi mejor amiga me comentó sobre un libro de un lugar en Europa, un santuario, y me pidió que lo leyera. ¡Resultó que el santuario del libro era el mismo santuario de donde provenía el rosario! Leí el libro, de principio a fin.

 

Las coincidencias no existen, ¿verdad?

No, en absoluto. Lo tomé como un mensaje, una invitación a la conversión. Entonces me fui a confesar y a asistir a la misa diaria, a rezar el rosario y a ayunar con pan y agua los miércoles y viernes.  El Señor me estaba dando una tabla de salvación y yo decidí aferrarme a ella.

 

¿Comenzaron a cambiar las cosas para usted?

¡Oh sí! Las cosas empezaron a cambiar de una manera sorprendente; sentí la presencia amorosa de Dios a mi alrededor. Mi asombro me llevaba a preguntarme ¿por qué Dios se preocupa de mi problema, cuando hay miles de millones de personas con problemas? Me conmovió hasta la médula el pensar que para El yo soy importante.

 

¿Y mejoraron las cosas en su familia?

Si. Mi esposo y yo nos unimos a grupos religiosos, asistimos a retiros y participamos en un Encuentro Matrimonial.  Todas estas cosas eran maravillosas y nuevas para nosotros; estábamos cautivados. Todo mejoró en nuestras vidas y nuevamente hubo paz; a partir de ese momento, cada vez que enfrentamos alguna dificultad o hay que tomar una decisión oramos al respecto y el Señor siempre nos responde. En general, es en esas pequeñas coincidencias donde escuchamos la voz de Dios. El truco consiste en estar en sintonía para poder escuchar.

 

Entonces, se trata de tener confianza en Dios, ¿no?

Exactamente. Un dicho que hemos adoptado en nuestra familia es "¡déjate llevar!" Tratamos de no tener una agenda para el día, o al menos estar conscientemente dispuestos a escuchar la voz del Señor. Es realmente algo asombroso; no hay dos días iguales y aunque ahora ya estamos jubilados y parece que nuestra vida es bastante rutinaria, en realidad no hay dos días iguales. Cuando te dejas guiar por Dios, y le dedicas a El todo lo que se presenta a diario buscando como agradarlo, hay una tremenda paz en tu vida.

 

¿Qué consejo le daría a alguien que lea esto y que se encuentre en un momento de desesperación?

Solo debes saber que Dios te ama y te busca. Abre los ojos y pon atención a las pequeñas coincidencias porque en esta vida no hay coincidencias; el amor de Dios por ti es profundo y El solo quiere lo mejor para ti.

Recuerdo una vez que mi esposo estaba trabajando en Gloucester y yo estaba sola, sintiendo lástima por mí misma. Estaba preparando mi cena y, de repente, se me vino a la cabeza el pensamiento de que Jesús dijo: "Quien me ame y siga mis órdenes, mi padre y yo iremos a él y cenaremos con él". Pensé: "Oh, este es un pensamiento encantador". Fui a encender mi radio en un canal cristiano, ¿y sabes lo primero que escuché? ¡Ese verso exacto! Recuerdo haber empezado a reírme y sentirme como si estuviera celebrando un festín con la Santísima Trinidad. Así es Dios con nosotros.

Por último, no me canso de animarlos a rezar el rosario, rezar el rosario, ¡rezar el rosario! Nadie conoce a Jesús mejor que su madre, y ella se deleita en llevarte hacia a El. El poder del Rosario es tremendo, es un hermoso regalo de la Iglesia Católica.

 

Gracias, Vivien, por tu fe inquebrantable. ¡Eres una inspiración!

De nada. ¡Todo se lo debo a Dios!

 

Categories: 

Recent Posts

No Such Thing as a Coincidence

Vivien Sheng's Sacred Story
January 11, 2022

en español

Vivien Sheng learned a while ago that there is no such thing as coincidence.

Rather, she discovered that...Read more

Pandemic Reminders

from the Diocese of Oakland
January 10, 2022

Guidance from the Diocese of Oakland

Attendance at Mass

Please be aware that the obligation to attend Sunday Mass does...Read more

The Pandemic Isn't Over

An Important Reminder from Fr Carl
January 7, 2022

Dear St Michael Family,

As we continue to navigate the current Omicron surge, we must do everything that we can to limit the...Read more

  •  
  • 1 of 341