Dios lo Llamó para Trabajar en el Negocio Funerario

October 18, 2021 - 12:04pm
Frank Draschner Spanish
La Historia Sagrada de Frank Draschner

In English

La mayoría de la gente piensa que las personas que trabajan en el negocio funerario son un poco mórbidas.

Sin embargo, para Frank Draschner es todo lo contrario, él es el asesor de servicios familiares para los arreglos de funerales católicos y los servicios del cementerio en St. Michael’s Cementery. El cree que Dios particularmente lo ha llamado a esta vocación de cuidar a las familias en duelo cuando están en su peor momento. Aquí está su historia sagrada:

 

Para que las cosas queden claras, ¿la gente que trabaja en servicios funerarios no es mórbida?

¡Ha ha! No, no lo somos. Existe este estereotipo de que las personas que trabajan en el cementerio y en

la industria funeraria son taciturnas y están obsesionadas con la muerte. Déjame contarte, cuando estoy en una fiesta o cuando conozco a alguien por primera vez, estas preguntas son de las primeras que se hacen: "¿Qué haces? ¿Dónde trabajas?". Cuando les digo lo que hago, hay un largo silencio incómodo. ¡Ya no quieren hablar conmigo! [risas] Me gustaría seguirles para decirles: "¡Esperen! ¡No estoy reclutando más clientes! ¡Está bien!".

 

Al menos tienes un buen sentido del humor al respecto.

Gracias. Creo que es fundamental reír todos los días. Cuando paso la mayoría de mis días ayudando a personas en duelo, es una buena idea tomar descansos para sonreír y recordar el por qué hago esto. Sin embargo, ese es el núcleo de mi trabajo; me apasiona acompañar a las personas en tiempos difíciles.

 

Parece que éste es el ministerio apropiado para ti.

Si, absolutamente. Recuerdo haber organizado los servicios funerarios de mis padres, quienes murieron en el mismo año; también ayudé con los servicios funerarios de otros parientes.  De modo que sé por experiencia propia cómo son las cosas y lo devastador que es. Incluso, aun cuando la muerte es ya inminente, cuando llega el momento siempre se siente como que explota una bomba de dolor. Si logro facilitar este proceso para las familias dolientes, hacerles saber que lo que están pasando en ese momento es lo peor y que todo mejorará pronto, entonces siento que estoy haciendo la obra de Dios. 

 

Esa es una forma de verlo muy bonita. ¿Siempre has querido estar en el negocio de servicios funerarios?

Creo que mi situación es especial en el sentido de que desde pequeño he pensado en una carrera en la industria de servicios funerarios y cementerios.  Mi primera experiencia fue cuando tenía quizás cuatro o cinco años. Crecí en una gran familia italiana en Chicago, y constantemente íbamos a los velorios y funerales de tíos abuelos, tías abuelas y otros parientes y aunque no tenía idea de quiénes eran estas personas, lo normal era ir al funeral. Recuerdo haber visto a una de estas personas muertas, yaciendo en el ataúd y pensando en lo qué pasaba cuando alguien muere, especialmente en el más allá. Y como católico, me hizo pensar en el aspecto espiritual de lo que nos espera después de la muerte y la promesa que tenemos en Jesús. Todo esto ha sido una especie de fascinación para mí y quería saber más. Desde pequeño he tenido muchas preguntas que nadie respondió. Más adelante, en la escuela secundaria, cuando todos los estudiantes toman esas pruebas de personalidad para ver qué carrera podría encajar bien, mis resultados indicaban el ser director de una funeraria o un maestro.  Recuerdo haber pensado: "Está bien, eso es interesante".

 

¿Entonces buscaste un trabajo en los servicios funerarios?

No. Toda mi vida me dedique a las ventas, hasta hace como unos diez años. Y realmente nunca me gustó el trabajo, pero pagaba mis gastos; simplemente no me despertaba por la mañana con el entusiasmo de decir “¡Que alegre, voy a mi trabajo!”  Pero un día, mirando unos anuncios de trabajos, vi que la Diócesis de Oakland necesitaba a alguien que trabajara en el cementerio. Pensé en los muchos funerales a los que he asistido y decidí que podía hacer bien el trabajo. Oré al respecto y sentí fuertemente que Dios me empujaba, que aquí es donde Él me quiere. Lo único que lamento es no haber empezado antes en este campo profesional.

 

¿Parece que la fe es importante en este trabajo?

La fe es todo. El estar consciente del poder de la oración y de que existe la promesa del cielo de Jesús, es lo que me impulsa a seguir adelante. Y lo veo en las familias que recientemente han perdido a un ser querido; están en diferentes niveles de duelo, todos sufren de manera diferente y a su propio ritmo. Pero las familias que tienen fe, los cristianos que creen en Dios, pueden sobrellevar la pena mucho mejor porque creen que existe algo más allá de esta vida y confían en el Señor. Tienen esperanza en medio de su tristeza, ¿sabes? Las familias que no son muy espirituales o religiosas, tienen problemas, sufren mucho y no tienen idea de cómo van a superarlo.

 

¿Cuál es la mejor parte de tu trabajo?

Es después de que ya pasa todo, cuando la viuda, o la hija, o el hijo, me dan un gran abrazo para agradecerme por mis servicios; cuando aprecian mi pequeña participación en ayudarlos a superar un momento horrible, eso significa mucho para mí y es la mejor recompensa que puedo recibir. Ahora he establecido relaciones y amistades con muchas de estas familias cuando vienen a visitar las tumbas de sus seres queridos, nos saludamos y charlamos un rato.

 

¿Hay algo que facilite el proceso de funeral y entierro para las familias?

Bueno, hay dos cosas. Como ya mencioné anteriormente, no se puede subestimar el tener una fe sólida en Jesús. Las bendiciones que Él da están allí mismo en Mateo 5: 4, "Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consuelo". Lo segundo es la planificación previa; ¡Oh, Dios mío!, simplemente hace que todo el proceso sea mucho más fácil para los sobrevivientes de la familia.  De por sí, el duelo lo consume todo; por eso, si no hay que preocuparse por los detalles, la familia puede concentrarse en consolarse mutuamente. Hay tantas preguntas incómodas: ¿Quieren ser incinerados? ¿Dónde quieren ser enterrados? ¿Quieren misa? Si ya hay respuestas a esas preguntas, las cosas son mucho más simples y menos estresantes.

 

¿Crees que los cementerios son lugares de curación?

Si, sin lugar a dudas. Muchos piensan que los cementerios son lugares aterradores, pero necesitamos tener un entorno en el que los amigos y familiares del difunto puedan reunirse para llorar, reír y recordar otros tiempos. Es bueno contar historias y pasar ese tiempo juntos porque el proceso para sanar el dolor de la pérdida de un ser querido es muy largo. El visitar una tumba es donde con frecuencia la familia y amigos resuelven sus penas.  Nuestro cementerio es tranquilo y pacífico; no creo que mucha gente lo sepa.

 

Nunca se me hubiera ocurrido. ¿Sientes allí la presencia de Dios?

Absolutamente. Hay algo muy extraño y hermoso que sucede fácilmente el 95% de las veces. Tenemos un entierro, y cuando estamos bajando el ataúd, se levanta una brisa. Puede ser un día muy tranquilo, muy caluroso o lluvioso, no importa; siempre se siente esta brisa perfectamente sincronizada. ¡Y definitivamente esa brisa se puede notar! Se siente lo suficiente como para sacudir el toldo o soplar los papeles del sacerdote. Casi tan pronto como llega, se acaba; pienso que es el Espíritu Santo el que llega a ofrecer consuelo.

 

Gracias por responder a este llamado único y por mostrarnos una perspectiva muy diferente sobre el final de la vida terrenal.

Oh, con mucho gusto!

 

Categories: 

Recent Posts

Hearts of Love and Humility

Gospel Reflection for 11-28-2021
November 25, 2021

Lk 21:25-28, 34-36

Staying awake can often be a challenge, especially when we are exhausted.

Life’s demands have a way...Read more

Join the Music Ministry this Holiday Season

Make a Joyful Noise
November 24, 2021

Join the St Michael Music Ministry!

All those interested, please contact JaNet Handcock, Directory of Liturgy and Music

925‐292‐5071 or JaNetHancock@StMichaelLivermore.com...Read more

Hearts of Love and Humility

Gospel Reflection for 11-28-2021
November 24, 2021

Staying awake can often be a challenge, especially when we are exhausted.

Life’s demands have a way of zapping every last bit...Read more

  •  
  • 1 of 337