Cuando las discusiones te llevan a profundizar en la FE

June 14, 2021 - 8:42am
Simeon Spanish
La historia sagrada de Simeon Richardson

In English

Simeón Richardson no le teme a una discusión religiosa; de hecho, ha estado defendiendo la fe con sus amigos no católicos incluso mucho antes de recibir el Sacramento de la Confirmación.  Quiero decir, lo hace cuando no está estudiando sin descanso para ser ingeniero aeroespacial.

Aquí está su SacredStory:

 

¿Cuéntame un poco acerca de ti y en dónde empezaste?

Mi nombre es Simeón, soy católico desde la cuna y mi familia siempre iba a la iglesia todos los domingos, como se supone que debes hacerlo. Cuando era niño, los sacerdotes y los monaguillos me llamaban mucho la atención. Mi mamá me habló de ellos y me dijo: "Si quieres, cuando tengas cierta edad, puedes unirte y ser monaguillo". Cuando llegó el momento, ella me lo recordó, pero soy muy reservado e introvertido y por eso no estaba seguro, pero mi mamá me animó “¡Adelante! ¡Hazlo!" Entonces, me convertí en monaguillo, y con los años realmente llegué a apreciar la Misa. En otras palabras, yo estaba allí arriba, con el incienso, el agua y el vino; creo que aprendí mucho y que me ayudó a crecer en mi fe. Me siento muy bendecido porque mis padres me dieron una fuerte base de fe.

 

¿El pertenecer a una familia católica sólida fue un factor que te indicara el camino?

Sí, me hizo diferente, porque cuando vas a la escuela te encuentras con que la mayoría de la gente está en contra de Dios. Pero en mi familia nosotros a veces rezábamos el rosario juntos, siempre íbamos a misa y nos confesábamos con regularidad. Simplemente era parte de nuestra vida. El no ser religioso era un símbolo de ser más "macho" pero lo que yo estaba haciendo era ser “diferente”. Basado en esa singularidad, me puse a pensar: “Bien, ¿qué estoy haciendo realmente aquí? ¿Qué está pasando realmente? Esto me impulsó a buscar respuestas. Luego, a medida que crecía, me encontraba en medio de conversaciones sobre religión y la gente me hacía preguntas interesantes; a veces no sabía exactamente cómo responder, o me daba cuenta de que hablábamos de un tema del cual yo quería saber un poco más.  Entonces me iba a investigarlo o iba a preguntarle a un sacerdote. Realmente nunca abandoné mi fe y creo que el deseo de saber más fue un alimento para esa fe.

 

¿Tu fe ahora te ayuda en tu ajetreada vida universitaria?

Si, mi fe me quita un poco de estrés; incluso, si fallo en algún examen o algo parecido, simplemente pongo mi confianza en el Señor porque cuando El no me da todas las respuestas, El lo que quiere es que me ponga a estudiar, El tendrá sus razones, su proceso, su plan para mí. De modo que decidí confiar en El y por eso no hay necesidad de preocuparse.

El ir a misa todos los domingos es una buena rutina que aporta equilibrio. Las lecturas y la homilía del sacerdote o diácono pueden darme una perspectiva interesante e información útil que no es lo mismo que una ecuación matemática; proporcionan algo diferente que no voy a escuchar en ningún otro lugar de mi vida diaria.

 

Retrocediendo un poco en el tiempo, ¿Tú no recibiste la Confirmación en la escuela secundaria?

No, debería haberlo hecho entonces, pero se me hizo difícil porque yo era un estudiante atleta, corredor de pista y estaba en clases avanzadas. Aunque yo quería asistir a las clases de Confirmación, solamente tenía un número limitado de horas disponible en el día y me dije: "lo haré en la universidad"; pero luego llegó la universidad y sucedió lo mismo, estudiar sin descanso puesto que soy estudiante de ingeniería aeroespacial y el currículo es muy exigente.

 

¿En qué momento deseaste ser confirmado?

Lo que me animó a confirmarme fueron las preguntas que hacían las personas no católicas. Ya sabes cómo son las cosas cuando conoces a alguien; surgen conversaciones sobre política y religión y sobre las cosas que tú valoras. Yo he tenido preguntas sobre ciertas cosas, pero nunca he tenido dudas de mis creencias y menos sobre temas que a la gente le gusta discutir; me refiero a temas controversiales ¿sabes? Y ahí es donde yo creo que ocurre la lucha. Luego me hablaban de su propia religión y de cómo los católicos adoramos a ídolos o cualquier otra cosa parecida y yo les digo: "Un momento, espera, espera, espera ..."y les hablo del catolicismo. Y así continúa la conversación, de un lado a otro; por supuesto, algunas personas se enojan muchas veces porque a la gente no le gusta estar equivocada; a nadie le gusta equivocarse. Pero la mayoría de las veces yo presentaba argumentos a los que realmente no podían responder.

Por ejemplo, al escuchar ciertas afirmaciones sobre la Iglesia Católica, yo respondía: "En realidad, si vuelves y miras X, Y y Z, aquí está la prueba ". Y se quedaban sin respuesta. Yo creo que si alguien afirma algo debe respaldarlo con pruebas. Hay gente que hace afirmaciones sin respaldarlas y nosotros tenemos que hacer el trabajo de investigación. Tenemos que ir a ver de dónde provienen estas afirmaciones, luego distinguir la calidad de la fuente de información y continuar a partir de allí.

 

Tú eras un apologista católico inclusive antes de ser completamente iniciado.

¡Ja, sí! Y esa es una razón por la que me dí cuenta de que tenía que ser confirmado, porque estoy haciendo todo este trabajo con mis amigos no católicos, y ellos no saben que no estaba confirmado, pero yo sí lo sabía. Además, también hay personas recién llegadas a la Iglesia y ya son oficiales, plenamente iniciados con los sacramentos, personas inteligentes que también viven la fe. Luego sucedió la pandemia y la cuarentena, y pensé que puesto que tenía más tiempo libre porque no estaba viajando de un lado a otro, éste era el momento perfecto.

 

Afirmas ser un introvertido silencioso, pero eres una persona muy comunicativa.

Bueno, es más fácil defender estas discusiones cuando estás metido dentro de ti mismo todo el tiempo. He pensado en estas preguntas como 500 veces, ¡y estoy listo! [risa]

 

¿Te ayudó la clase de confirmación a entender mejor?

Siento que más o menos ya sabía la mayoría de las cosas académicas de la clase de Confirmación, pero realmente hubo diferentes interpretaciones y ejemplos de las Escrituras o de la enseñanza de la Iglesia que encontré interesantes. Y escuchar las pequeñas historias de la vida de mis compañeros de clase contribuyó a aumentar mi comprensión.  Pero, cuando por fin recibí el sacramento de la confirmación, puedo decirte que fue un momento inolvidable.

 

¿Qué razones le darías a un adulto que aún no ha sido confirmado todavía para animarlo?

Para comenzar, el consejo que le daría como compañero es que se prepare.  Dios no lo quiera y algo te sucede y mueres y Dios te preguntará: "Oye, ¿cómo es que no te confirmaste?" [risas..] Pero, el ir a las clases no te matará; así que decídete, sigue adelante y hazlo; tú sabes puede ayudarte; tú lo sabes.

 

Simeón, me emociona mucho llegar a ver hasta dónde te llevará el Señor. Y si escribes un libro, ¡lo leeré!; y si ofreces una clase, ¡la tomare!

¡Muy bien! Ya veremos qué pasa.

 

Categories: 

Recent Posts

The Bridge Between Readings: The Responsorial Psalm

A Musical Walk through the Mass: Part 3
July 23, 2021

Many books, masters and doctors thesis have been written on the subject of the Responsorial Psalm.

In this blog entry, I will...Read more

Karen descubrió el Misterio de la Biblia

La historia sagrada de Karen Reedy
July 20, 2021

in English

Karen estaba bastante segura de que los grupos de estudio bíblico serían aburridos.

Pero cuando se unió al...Read more

Karen Unlocked the Mystery of the Bible

Karen Reedy's Sacred Story
July 20, 2021

En español

Karen Reedy was pretty sure that Bible Study groups would be boring.

But when she joined St Michael’s...Read more

  •  
  • 1 of 324